Cine y poesía

Crítica a "Después de la boda"

Después de la boda. Dianamarca/Suecia. 2006
Título original: Ester Bryluppet
Director: Susanne Bier

PERO NO LO HICIMOS

Mujeres

e las mujeres he aprendido la ecuanimidad, la certeza y lo justo. A cada una le he dejado la inocencia y la sorpresa de entenderla. Creo que les he dado mucho porque siento que me ha quedado con todo lo de ellas y lo mío. He naufragado en el mar de lo femenino, me he reído con ellas hasta lo insaciable. Nunca me olvidaré de mí, habiendo pasado por todos los pedazos de piel que he tenido. Todas o solas me han engrandecido, se me han quedado todas como un rayo de amor. Me hicieron, me exigieron, me amaron como yo a ellas.

Poesía

Los libros siempre entre mis piernas. Siempre tengo que estar leyendo, comparando, sorprendiéndome. Los libros lo llevan a uno a tanto lugar. El camarada Maiakovski, Oquendo de Amat, León de Greiff, por ejemplo, se me hacen lo más destilado que puede tener o producir un cerebro.

La luz

- ¿ Y la luz? ¿Qué es para tí la luz?

La luz es la materia de la película y, por lo tanto, ya lo dije otras veces, en el cine la luz es ideología, sentimiento, color, tonalidad, profundidad, atmósfera, narración. La luz es aquello que aumenta, anula, reduce, exalta, enriquece, desvanece, subraya, insinúa; es aquello que torna creíble y aceptable lo fantástico, el sueño, o, a la inversa, torna fantástico lo real, da espejismo a la cotidianidad más apagada, agrega transparencias, sugiere tensiones, vibraciones.

Subscribe to RSS - Cine y poesía