Número 25

Fecha: 
03/2017

Eje

Eje de Daniela Prado
 

Entrar al poema

El poema no da abasto con las palabras.
El poema no descansa
se sigue escribiendo
con los ojos cerrados
su lengua sigue atada a los juegos verbales
a astucias impensables
en la mitad de la página.
Las palabras hacen fila
en la puerta del poema.
Se agolpan
quieren entrar en manada
pero el poeta las frena
y empieza a llamarlas
en orden de lista
el poeta se reserva ese derecho
sólo se entra al poema con invitación.
Las palabras se cansan del tumulto
y se van: culpa del poeta.

Espera

Al poema se le agota el tiempo para escribirse.
El poeta se está durmiendo sobre la página. Que
el poema venga y se acomode para que el poeta
descanse. Que el poema no tiene toda la vida
para ser escrito. Que el poeta no tiene toda la
muerte para esperar.
 

Pages

Subscribe to RSS - Número 25