Ir a Contenido
Octubre de 2006 - Año 3, No. 7 - 8

 

LUCÍA ESTRADA

Medellín, Colombia, 1980

Ha publicado los libros de poesía Fuegos Nocturnos (Medellín, 1997); Noche Líquida (Colección del Ministerio de Cultura, San José de Costa Rica, 2000), Maiastra (Ed. El Tambor Arlequín. Medellín, 2004) y Las Hijas del Espino (Cobalto Ediciones. Medellín, 2006). Sus poemas han aparecido también en varias antologías y publicaciones del país y del exterior. Con su libro Las Hijas del Espino obtuvo el Premio de Poesía Ciudad de Medellín (2005). Próximamente, la Editorial de la Universidad Externado de Colombia y la revista El Malpensante, publicarán una Antología de sus poemas entre 1995 a 2005.

Actualmente hace parte del comité editorial de la revista literaria Alhucema, en Granada-España.


MARY SHELLEY

Vivir en la cercanía de todo,
en el temblor de las hojas,
en la herida viviente del destino.
Y acercarme,
y compartir el horror de sentirse
una materia blanda,
sin lenguaje,
un cuerpo desfigurado
por la excesiva prudencia de Dios.

El viento arrastra el vacío de los ojos,
la boca condenada,
el peso de la eternidad,
el pliegue de la vida vuelta en sentido contrario,
la resistencia de las rosas,
la estrella negra del nacimiento.

¿Por qué no gritas?
¿Por qué no destruyes
los castillos de la culpa?
¿Por qué no arremetes
contra mi espanto?

¿Por qué no eclipsas la visión?

Hay un lugar reservado para tu abandono.

No aguardes la venida
de lo inevitable.

CIRCE

Es la sombra
                    lo que retengo
la belleza de alejarse
                                cada vez más
el infortunio de haber visto
                                    muchas islas
muchos mares
como a través
                              de un espejo roto
la muerte que representas
el número de animales muertos
                                    que representas
negro polvo que tus pies
han traído
hasta mi casa.

 

Regresar a la página principal