Ir a Contenido
Octubre de 2006 - Año 3, No. 7 - 8

 

ALOZ ROJAS

Cali, Colombia, 1945

Ha publicado poemas y cuentos en revistas y periódicos de Colombia y Venezuela. Ha escrito varias obras de literatura infantil. Una versión libre de La Cenicienta, el cuento de Perroult, fue premio nacional en el II Festival Nacional de Títeres. Ha publicado textos en catálogos y revistas sobre las obras de varios pintores colombianos. Un trabajo sobre el movimiento indígena de Colombia fue publicado por el Museo Etnográfico de Bergen, y capítulos del mismo en revistas especializadas de Estocolmo, Copenhague y Londres. Vivió varios años en España, Francia y Noruega. Es autor del poemario Festejos y memorias, Universidad del Valle, 1994.


IV

LAS MUCHACHAS DE LA CASA DE ANA

Para Julio Vacca

A la hora de la más nítida luz,
cuando sigilosos cuchillos de plata
rasgan las sombras de los mástiles
cruzan furtivas por los aposentos
las muchachas de la casa de Ana.

Tal vez en el río sin fin de sus cuerpos desnudos
han encontrado sosiego
las tripulaciones que desembarcaron ayer.

A la hora de esa nítida luz
junto a las bifloras
y los remolinos de sombra de las veraneras,
castas mujeres
abanican con sus amplias faldas los vapores del día,
mientras cuchichean acerca de adioses
y de lechos vacíos.

Las muchachas de la casa de Ana,
tan minuciosas y sabias en las maniobras del amor,
se extravían fácilmente en lamentaciones y llantos,
cuando frente al quieto mar de espejos
en las habitaciones vacías,
regresan de la espuma de otros días
los hombres amados y soñados
durante el mar de leva de sus primeras lujurias.

 

I

Para Carmen Rosa

Por entre los ventarrones de abril,
te he buscado.
Me he parado en las esquinas
a esperar que llegaras.
He venido por los caminos abiertos en la madrugada
hacia los tibios rumbos
donde hace espuma la leche
y me he sentado sobre la yerba mojada
a recordar el olor de tu pelo.

 

Regresar a la página principal