Ir a Contenido
Noviembre de 2007 - Año 4, No. 10

 

 

OFICIO DE INFANTES
Alejandro Ruiz Muñoz


HOGUERA

Entonces flotaba la palabra
en su neumático de desencantos
      sobreviviendo
como remota ave migratoria
encadenada a los espejos,
como centinela de cierzos
coqueteándome los vinos,
los sueños.
¿como y donde naufragaron
las sílabas de tu promesa?,
¿en que cristal ustorio,
en que bandada,
catálogo de divos
o resaca, mampara de velos
o persiana de humo...?
      ¿En qué otros poemas,
       coloreando tu confeti
       y tus tardes marineras,
       como vicio milenario?

Regresar a la página principal