Visita nocturna

La luz débil
De la lámpara
Iluminaba
La mesa de caoba,
El aparador,
Los candelabros,
Y el frutero
Blanco 
Vacio. 
Se reflejaba
En el espejo de madera,
En la bandeja de plata
Que escondía en el dorso
Las iniciales
Que una mano grabó
Con finura
Para el día de su boda.
En las paredes
Había sombras inmóviles,
De asientos,
De una planta sin vida, 
Y un sosiego inquietante.
A la 1 AM aparecía ella,
Y se quedaba ahí
En silencio, invisible,
En esa luz a medias del comedor.
Yo la sentía desde mi cuarto, 
Como cuando era niña
Y tenía miedo de apagar la luz. 

Sección: 
Autor: 
Ximena Gómez Becquet
Número: