Entre Santiago y Madrid

Eres
la coma que me separa
de la libertad.
Lo que la chimenea al invierno.
Un cruce de miradas
en pleno centro
de Madrid.

Podría escribir
que en realidad hablo de Santiago,
que me refiero a ti.
Sin embargo, lo que quiero que entiendas
es que en cualquier lugar, maquillado y extraño
reconocería el inevitable brillo de tus ojos
como pozos
abiertos al mundo.

Que no me costaría dar con tus manos
ni con la solución a tu laberinto.
Que vuelves sencillo lo difícil,
y que mi temor es una cascada de aire limpio
al pasar cerca de ti.
 

Sección: 
Autor: 
Gloria Castro Ballester
Número: