Portón de golpe

Todo ser toda herida al borde del camino.
Volverá de la queja, del golpe
Que va a cerrarse tras la espesura.
Una vez más el rito de esta
Fisura pobre.
Con los pasadizos de los descansaderos
0 un silencio que forzó el paso
El anuncio que oían las llaves
Despertando los alientos de las púas.
El travesaño ya seco.
Lo que levanta la aldaba
Casa bien la hendidura del silencio.

Autor: 
Julio César Arciniegas Moscoso
Número: