La invitaciónn al viaje

Mi niña, mi amor,
¡sueña en el dulzor
de ir allí a vivir contigo!
¡Amar a placer,
amar y morir
en país dulce y amigo!
De su sol mojado
en cielo nublado,
tiene para mí el encanto
traidor y secreto
tu mirar inquieto,
brillando a través del llanto.

Allá  todo es plenitud,
lujo, calma y lasitud.

Muebles relucientes,
con barniz de años,
ornarían nuestra cámara;
la más rara flor
mezclando su olor
al vago aroma del ámbar,
los ricos doseles,
los hondos espejos,
su esplendor oriental,
todo allí hablaría
al alma en secreto
su dulce lengua natal.

Allá  todo es plenitud,
lujo, calma y lasitud.

Contempla en los ríos
dormir los navíos
de talante vagabundo;
por satisfacer
tu menor querer
regresan del fin del mundo.
Los soles ponientes
tornan  relucientes,
dorados, campos, canales,
los ríos, la ciudad toda;
el mundo se duerme
en una cálida lumbre.

Allá  todo es plenitud,
lujo, calma y lasitud.

Sección: 
Autor: 
Charles Baudelaire
Número: 
Traductor: 
Rodrigo Escobar Holguín