Hendidura

Un surco poderoso se hiende en mí. ¿En qué
instante la tiniebla dispuso su acertijo? ¿Cómo
hilvanar la luz que se extravía? ¿Cómo expulsar
el silencio que quedó atrapado? ¿Cómo
apaciguar el aire alrededor de la herida o
restituir el hálito a los frutos de la sombra?

Autor: 
Sandra Uribe
Número: