Derecho de petición

Vivir es una estafa. Nos depositan en el
interior del vientre y suponen que para llegar
sanos y salvos a la muerte pagaremos el precio
del dolor de caminar, de aprender a hablar y a
orinar, e incluso, que caeremos en la ridiculez del
amor. Vivir es una estafa. Que me devuelvan la
muerte.

Autor: 
Sandra Uribe
Número: