Lunes PM como poetas crepusculares

Proletario decidido al bien inicia la semana / Lunes / Antes Meridiano

A la una / A las dos / A las tres /

Típicos dirigentes concientizan por docena como un talento innato / Han hecho alerta de asistencia y aún persisten mucho más / Hacia mi destino laboral voy conciente a las ocho / Llego siempre convencido pero me rayan rojo / A favor de una bandera sindical emulan despiadados como si todo fuera un gorro frigio / Si acaso entiendes lo aceptarás hasta la cinco / Pégate Campeón a tu batalla / Cúmplela moral como si fuera obra maestra /

Preparen / Apunten / Fuego /

Tarjetas sintomáticas se marcan casi solas / Yo produzco en matutino con una fuerza motriz imposible de igualar / A diestra y a siniestra mortifican mis colegas en lucha franca por la sede / Viven lejos / Donan sangre / Sustituyen plenos la importación de un año metidos en conciencia /

Salto mi tiempo de almorzar /

Tú cumples en vespertino por un empuje cívico sin precedentes / Aquí nuestra jornada es el mejor combate a botasilla, y sin embargo mengua / De frente asumimos la pincha porque sí / En otro espacio del salón me enjuicio / cabal siempre y rindo bien

En sus marcas / Listos / Fuera /

Mitin al cierre nos ovaciona como nunca / Al verso unido debemos lo que somos /

Poetas crepusculares no encuentran paz doméstica pero igual se resignan /

Por cotidiana muerte resucito / Vuelvo Mañana / Pasado Meridiano.

Autor: 
Leandro Báez Blanco
Número: