Llegará el día

Llegará el día en que los caballos se cansen de tanto látigo. Querrán tomar las riendas del coche y golpearán al hombre sin cansancio para que avance. A los caballos no les importará que el hombre se desboque por el calor del sol, por andar demasiado, por tener hambre o sed. Los caballos estarán encima del coche azuzando al hombre para que corra y alcance al otro hombre y lo sobrepase; comentando, entre tanta risa con los otros caballos, que para eso lo alimentan, para que trabaje.

Autor: 
Yunier Riquenes García
Número: