Ganado mayor

Con parsimonia de res asistí a los actos.
Era en provecho mío, decían.
Contra el desaliento nacional,
ciertas fechas, ciertos festejos infranqueables
vistos con el ojo de la res.
En días precisos también
los labradores marcan su ganado
y el olor a carne chamuscada
embota los sentidos.
Este rebaño es manso y no se espanta
con la estridencia de los altavoces.
En las noches, soy una res sorprendida
por la luz de los autos.

Autor: 
Sergio García Zamora
Número: