Chupar la piedra

Para chupar la piedra se necesita
Desactivar la piedra
Se necesita una vid y una centrífuga
Del tamaño convexo de mi boca
Entre chupar la piedra y estremecer la piedra
Hay distancias fascinantes
Que sólo puede recorrer mi ojo
El ojo de la suerte
Y también el espíritu de una fruta
La fruta y la piedra
Poseen unidad y diversidad
Son desiguales pero también semejantes
Como los objetos que apetece mi memoria
Como las artes plásticas y las artes literarias
Como tú y como yo
La fruta tiene semilla y la piedra tiene semilla
La fruta tiene membrana
Y la piedra tiene una sutil membrana
Que yo quito con la punta de los dientes
Y desactivo a la piedra
Y la chupo
Entre chupar la piedra y desnutrir la piedra
Hay alrededor de 16 centímetros
Tal vez menos
Tal vez 14 centímetros
Tal vez 15
La piedra no es débil pero sí frágil
La piedra no es blanda pero sí tibia
La piedra no es vacua pero sí honda
Como los objetos que apetece mi inconsciencia
Como las artes escénicas y las artes musicales
Como tu nombre y mi nombre
También tu nombre tiene semilla
No te llamas como mismo yo me llamo
Y esa es la mejor razón por la que podemos ser
Además de dos ideas filosóficas
Dos cuerpos capacitados para la acción de segar
También tu nombre tiene membrana
Y esa es la mejor razón por la que puedo segarte
Entre chupar la piedra y enamorar la piedra
Hay distancias de excelentes dimensiones
Que ahora mismo
En esta lóbrega milésima de segundo
Yo transitaré.

 

Autor: 
Legna Rodríguez Iglesias
Número: