Eternidad 2

El hombre es la voz
que aguarda en la penumbra,
un criminal
un gato en una zanja.
Si estuviera hecho de amor
y de esas cosas de miseria
que se inventa entre sueños
su voz sería un bramido contra el hielo
de los que le respiran en la cara.
Sólo la esperanza, esa urraca
que urde las desgracias,
y la posible urgencia de nombrarse
lo desvelan.

Autor: 
Gabriel Jaime Alzate Ochoa
Número: