2. De Dios vino...

2
De Dios vino una línea
que se complicó
en un arrebato triangular
Después llegó el fondo
y se enriqueció con una
oscuridad de perspectiva
Hubo llamas
probando el sabor
de cada lágrima
y el ojo de una aguja
nos hilaba
pensamientos pinturas
música tejida en entretelas
Contarlo es ya muy frágil
la orientación en un plano
de interregnos
Las cosas súbitas
encontraron la salida
y amordazaron esa lentitud
                                         del río]
Perfectamente súbita
cada palpitación transmite
una sangre sin oxígeno
y una cadena proteínica
implica toda música
desde sus fundamentos
Puede que decir todo esto
sea cosa de trabajos
puede que la voz alada
solo sea la firma
de un contrato
pero en la discusión
las cosas están grietas
y por ellas un susurro
que probablemente ya no es mágico

Sección: 
Autor: 
Johnier Castaño Celis
Número: