Mientra el corazón duerme

Duerme
viejo corazón

Duerme
rey destronado
vociferante
y loco

Irreconocible
sobre la cubierta
de esta nave
en la que alientas
como un niño

Hasta aquí llegamos
amigo de tantas penas
juntas

Mañana
cuando el sol despierte
uno será tu camino
otro el mío

Sección: 
Autor: 
Horacio Benavides Zúñiga
Número: