Límites

Quinientos años vas a cumplir, David,
David de Miguel Angel.
Tantos años de vida ponen en guardia
a quienes, a todo trance,
buscan la inmortalidad.

Todos se preguntan
¿cómo asear la piel del coloso desnudo?
¿qué jabón usar para no lastimarlo?
¿bastará con un poco de agua bendita?
¿será muy corrosiva el agua oxigenada?

La era de los grandes inventos,
de las transformaciones del cuerpo
por el bisturí o la succión,
no ha encontrado aún
cosméticos para el mármol.

Ni el íntimo secreto
de la longevidad de la materia.

Julio de 2003

Sección: 
Autor: 
Rafael Escobar De Andreis
Número: