Armando Ibarra

(Cali,1956) Escribe desde muy temprano: la poesía o el poder de la caligrafía, se le contagió durante una convalecencia en quinto de primaria. El garabateo fue una constante hasta que Helcías Martán Góngora escribió una esquela de estímulo en El País de Cali, y la revista Acuarimántima de Medellín publicó algunos de sus poemas. Hizo turismo universitario por Medellín, Bogotá y Cali, hasta que no tuvo alternativa distinta a la de aceptar un trabajo como cajero de banco. Siguió insistiendo en las fisuras que dejaban los estudios y su trabajo en la sección de Estudios Económicos del Banco de la República. Se “coló” en una única sesión en un curso de escritura creativa en la Universidad de Texas en 1993 –mientras estudiaba una maestría en Economía–, allí tomó conciencia de la seriedad de los oficios poéticos. Fue becado a perpetuidad el 29 de febrero del 2000. Desde entonces se dedica, entre otros quehaceres luminosos, a la escritura, traducción y confección de libros de poesía, y la colaboración con la revista de poesía "Clave" de Cali.

Obras: 

Extravío en lo cotidiano (Can y Antorcha, Bogotá, 1989)
Crónica de los deshielos (Universidad del Valle, Cali, 2007).
Estación Universidad (Hombre Nuevo Editores, 2009)
Poemas del Metro de Medellín (Con Jaques Jouet y Rubén Daría Lotero: Comfama, 2011)
Insominio en las fuentes (Versería, 2012)
La noche oscura (Verseria 2013)

FotoAutor: 
Nacionalidad: 
Premios y distinciones: 

IV Premio Nacional de Poesía José Manuel Arango del Carmen de Víboral.